martes, 24 de septiembre de 2013

La gran decepción del Mercat de Calafell

El absurdo llega a cotas ilimitadas. O como dijo aquel sabio llamado Alberto Unapiedra (Albert Einstein), "sólo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana, y de la primera no estoy seguro".

A ver si consigo hacer un ejercicio de lógica explicada con la sencillez necesaria para que un niño de 5 años lo entienda, para que el equipo de gobierno sea capaz de entenderlo también, porque veo que hay cosas que se les escapan a sus mentes privilegiadas.

Vean alguna de las quejas que corren estos días por facebook sobre el nuevo mercat municipal:



El pueblo tiene memoria. Y para los que no la tienen, está internet. Vecinos dicen que se iban a contratar 60 personas, luego 40, al final la decepción es que Mercadona sólo contrata a 8 personas. Y CIU se vanagloria de crear empleo y se congratulan de que todos ellos sean de Calafell. En su web dicen lo siguiente:
Les places que s’ofertaven han estat vuit: una de manteniment i set de dependents. En les ofertes, a través del formulari que ha omplert un responsable de Mercadona, s'especifiquen els requisits mínims i allò que valorarà l'empresa, com fan totes les empreses que posen una oferta de treball a la web de l’Ajuntament. Mercadona va remarcar, expressament, que ells tenen un procés de selecció de personal propi i que només volien rebre els currículums i ja s'encarregarien de dur a terme aquest procés.

Es fa necessari destacar que hi havia 8 places en total (i no més com ens podríem haver imaginat) perquè primer Mercadona, segons ens ha explicat, ha donat l'oportunitat a les persones que són de Calafell i que treballen en d'altres centres de l'empresa a apropar-se el centre de treball a el seu lloc de residència. Per exemple, si tenen una persona de Calafell que treballa a El Vendrell, li donen la possibilitat de treballar a Calafell. Així també aconsegueixen l'equilibri entre les persones de nova incorporació amb les persones que ja tenen una experiència de treball a l'empresa.
¿Nos toman el pelo? señores, la lógica dice una cosa. Si Mercadona sólo contrata a 8 personas porque se traerá de otros centros a trabajadores que viven en Calafell, en esos otros centros tendrá que cubrir la plaza ¿cierto?. Por lo tanto, esa no-contratación de personal en Calafell revierte en contrataciones en otros centros con lo que seguramente se verá beneficiada la población de allí, seguramente Cubelles, Vilanova o Sitges. ¿No lo habían pensado? pues es lo primero que he pensado al ver qué tonterías cuentan. ¿lo entienden? vale, lo explico como si fuera para un niño de cinco años:

Si quito 3 manzanas de Vilanova para ponerlas en Calafell, luego tendré que poner 3 manzanas en Vilanova para cubrir el hueco de las manzanas que he llevado a Calafell ¿ahora sí? vale, es que no sé explicarlo más sencillamente.

"8 persones (i no més com ens podríem haver imaginat)". Ah, "se lo podían haber imaginado que eran más". La excusa es que se trata de una empresa privada. Una empresa privada a la que se ha dado el terreno por la cara. El mejor terreno de Calafell. Y no pueden negociar con una empresa privada? ¿tan limitados son? ¿harán lo mismo con el tanatorio a cuya licitación sólo se ha presentado una empresa?.

Mercadona. Una empresa privada que podemos leer en internet gran cantidad de blogs con quejas y relatando situaciones poco afortunadas.



Hay muchas más webs con opiniones muy críticas y muy duras. No es mi opinión, yo no compro en Mercadona ni tampoco iré. Siempre he comprado en el comercio de toda la vida y creo que es la única manera de que una población cree riqueza. 

Otra pregunta más ¿genera trabajo una empresa que va a hacer daño al pequeño comerciante de toda la vida?
 
Es el pequeño comercio el que aporta y genera riqueza directa. Las grandes superficies dan trabajos normalmente mal pagados, horarios draconianos y la riqueza se la llevan donde ellas quieren. Comprar en el pequeño comercio, en el comercio de barrio, significa invertir tu dinero en negocios de aquí, de toda la vida, en la gente del barrio. Las grandes superficies son el más claro ejemplo de consumo social y ambientalmente insostenible.

En 2010, el anterior equipo de gobierno anunció a bombo y platillo que sería Mercadona la empresa elegida. Muy bien, a ellos pertenece el ¿honor? de que fuera esa y no otra pero, atención, lean las veces que necesiten esta frase "La construcció del mercat generarà 60 llocs de treball directes i 240 d’indirectes, justament en un sector dels més tocats per la crisi al municipi. I quan el mercat ja funcioni, el supermercat Mercadona que hi haurà tindrà entre 70 i 80 treballadors. A més, es calcula que es crearan uns 300 llocs de treball més, tot comptant  les parades tradicionals i els serveis auxiliars que necessitarà l’equipament (neteja, seguretat, aparcament, personal de la biblioteca…)"


¡Coño ! (perdón por la expresión, pero es lo que hay). ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Qué cambios se han hecho para que al final las contrataciones sólo sean 8, ¡OCHO!. Se había hablado y preparado el proyecto para una biblioteca, sí, sí, una biblioteca
"El nou mercat estarà enclavat en una nova zona d’equipaments, ja que en el seu entorn immediat es construiran una escola de primària i una escola bressol. Les escoles i la biblioteca seran punts de trobada que beneficiaran l’activitat del nou mercat. L’actual mercat es conservarà i se’n decidirà la utilitat més endavant."
Todo esto lo pueden leer en la notícia que publicó  L' Espigol en 2010.


¿Qué ha pasado con la biblioteca? 795.000 euros que había destinado el anterior gobierno para una biblioteca que finalmente no se hará. ¿cultura? no, gracias. Quieren, además, tirar abajo el viejo edificio del mercado con los altos costes que conlleva. Este pueblo no está sobrado de patrimonio para ir derribando edificios y, encima, este edificio está encofrado, es como un bunker y derribarlo es carísimo. No hay dinero para paso soterrado, ni IES, ni paseo de Calafell, pero ¿para eso sí? ¡anda que si llega a ser la confraria!. Dénle un uso ciudadano, hagan algo útil, para variar.

Se vanaglorian de que no ha costado ni un duro al ayuntamiento porque el terreno ya era de propiedad municipal. O sea, de todos los calafellencs. ¿Y lo han regalado? sí, lo han regalado. Y dicen que la potencia de la marca va a dinamizar el comercio local ¿cómo? ya he dicho que los primeros perjudicados serán los pequelos comerciantes. Tiempo al tiempo, la situación ya es dura, pero puede ser peor.

Si las condiciones fuesen las anunciadas en 2010, con tantos puestos de trabajo, más la biblioteca, los colegios, sería algo que podría calificarse de interesante y una "entente cordiale" pero "esto" no sé qué clase de operación económica es.