jueves, 29 de mayo de 2014

Tanatorio y alumbrado público de Calafell, al Tribunal de Contractes por irregularidades y errores en la licitación


"El concurs per a la construcció i explotació d'un tanatori i la millora i manteniment de la xarxa d’enllumenat públic de Calafell es troben al Tribunal Català de Contractes del Sector Públics. Els dos processos impulsats des de l'equip de govern de Calafell (CiU i PP) estan sent investigats per diverses irregularitats" (eixdiari)
Irregularidades, impugnaciones, quejas, errores en exposición pública, reinicio de procesos de concurso público...

Se veía venir lo del tanatorio (eso que no necesitamos pero nos quieren meter a la fuerza no se sabe por qué aunque es fácil imaginarlo).

Básicamente, en esta ocasión, resulta curioso que, en ambos casos, la empresa que presenta mejor oferta resulta que es excluída de la licitación.

Lo que ocurre con estas cosas es que si después la empresa perjudicada recurre, al cabo de unos años nos toca pagar a todos cientos de miles de euros en indemnizaciones (o puede que más de un millón)  ¿alguien se extraña a día de hoy de que hubiese que pagar un millón y medio de euros a Autocares Plana?


Lean la sentencia y tendrán claro que somos los ciudadanos a los que, al final, nos toca ahora pagar los platos rotos. A nosotros. No a los responsables.