viernes, 9 de enero de 2015

Piden aclarar por qué la comitiva real pagó el aparcamiento en Segur



Dice Chulivella, en respuesta a una queja de una vecina de Segur, que ellos lo hicieron de coña, con la agria polémica que se desató por hacer pagar a los reyes el aparcamiento.

Esto es lo que dice la prensa y la verdad es que el alcalde queda como el culo. Si es que no aprenden, pero la imagen de Segur queda por los suelos con estas cosas.



Sin ticket no pasa nadie; ni la mismísima comitiva de los Reyes Magos. Niños y adultos contemplaron la noche del lunes un bochornoso espectáculo en el puerto de Segur de Calafell que puso en jaque la cabalgata. La tensión, las discusiones y las amenazas sólo acabaron cuando las dos carrozas y los cinco coches que acompañaban a Melchor, Gaspar y Baltasar sacaron los tickets del parking para poder recoger, con una hora de retraso, a los Reyes Magos, que habían llegado en barco.



"Nunca había ocurrido algo así, fue un espectáculo lamentable", explica Elena Santos, la presidenta de la Associació Veïns i Propietaris de Segur de Calafell, la entidad que organiza la cabalgata. Como cada año, la Asociación envió al Ayuntamiento las matrículas y el modelo de los vehículos que forman parte de la comitiva real y que tenían que acceder al puerto. Según Elena, el Ayuntamiento mandó esta información al puerto, "pero por lo que fuera, la directora del puerto, Rosa Flores, no nos dejaba pasar", explica. La tensión subió hasta el punto que el propio alcalde, Joan Olivella, habló por teléfono con ella, pero también sin éxito. La barrera no subiría sin el ticket correspondiente.

Mientras numerosas familias asistían incrédulas a este espectáculo, la presidenta de la entidad decidió pagar por acceder al puerto para no retrasar todavía más el comienzo de la cabalgata. "La cantidad era mínima, irrisoria, pero la situación era patética", añade Elena, que se había comprometido a controlar la entrada y la salida de los coches de la entidad para evitar que nadie se colara. Finalmente el aparcamiento costó poco más de once euros, que acabó pagando el concejal de Via Pública, que también estaba allí. Pero así pudieron entrar los dos camiones, uno decorado con una gran estrella y otro con la música, y los cinco vehículos de la comitiva real.

La entidad ha pedido ahora una reunión con el alcalde y el concejal de Cultura y no descartan replantear la cabalgata, que se celebra desde hace más de veinte años: "Hace tiempo, los Reyes llegaban en tren", recuerda Elena, pero se cambió hace más de siete años para dar vida a la zona comercial del barrio y al propio puerto.



La Associació Veïns i Propietaris de Segur de Calafell, que organiza la cabalgata de los Reyes Magos, pide explicaciones de por qué la comitiva real tuvo que pagar el aparcamiento en el puerto, lo que ha levantado una agria polémica en la localidad, como publicó el Diari el martes.

La presidenta de la entidad, Elena Santos, asegura que, «como cada año», presentó con tiempo al Ayuntamiento una lista de los vehículos de la comitiva para el día de la cabalgata. «El Ayuntamiento debía enviarla al puerto», explica Santos. A partir de ahí las causas de la caótica situación son las que pretende aclarar la entidad vecinal.

El Consistorio dice que envió la solicitud para que se permitiese la entrada al puerto de las carrozas y de la comitiva para recoger a los Reyes que llegaban en barco. Pero la entidad vecinal quiere saber si se hizo a tiempo. Según lo que ha podido saber, teme que la solicitud que detallaba las matrículas de los vehículos no llegase al puerto hasta la misma mañana de la cabalgata. En ese momento no había responsables de la instalación portuaria y el marinero sólo permitió el acceso de las carrozas, que era lo que estaba confirmado.



En espera

Las carrozas de los Reyes Magos pudieron acceder, pero no la comitiva de siete vehículos, a la que se pidió abonase el aparcamiento. El alcalde Joan Olivella, visiblemente enfadado, intentó contactar sin éxito con los gestores de la instalación portuaria mientras centenares de niños esperaban y una caravana festiva colapsaba el paso marítimo. Finalmente, el concejal Juanjo García (PP) optó por pagar de su bolsillo el aparcamiento a la comitiva. En total 10,50 euros.

La presidenta de la asociación vecinal lamenta que entre las partes puedan echarse a la cara la situación. Santos pide una explicación y no descarta replantear la fiesta.

Recuerda que hace años los Reyes Magos llegaban a Segur de Calafell en tren, «aunque no es nuestra intención, porque el puerto es un lugar magnífico y genera actividad en el comercio de la zona, que es lo que pretendemos». De hecho, hace casi dos décadas que los Reyes Magos optan por llegar a Segur de Calafell a bordo de un barco.






Un malentès entre l'Ajuntament i els responsables del port va causar una situació surrealista

Els veïns de Segur demanen una reunió amb l'alcalde

Redacció , Calafell | Actualitzat el 09/01/2015 a les 09:55hArxivat a: Festes, Fires i Tradicions, Nadal, port de Segur, comitiva, Reis Mags

Els Reis Mags van viure una situació inesperada quan van arribar al port de Segur Foto: Aj.Calafell

La cavalcada dels Reis Mags de Segur de Calafell d'aquest passat dia 5 de gener va patir un retard inesperat degut a una situació força difícil de comprendre. A l'arribada de ses majestats al Port de Segur, aquests es van trobar sense comitiva que els recollís. La raó era que aquesta es trobava aturada a l'entrada del pàrquing del port, ja que se'ls obligava a pagar el tiquet d'estacionament.

La situació, força surrealista, ja ha estat denunciada als mitjans de comunicació per l'associació de Veïns i Propietaris de Segur de Calafell, que és l'entitat que organitza la cavalcada. Per alguna raó, des del port no van rebre la informació de les matrícules i els vehicles que formaven la comitiva, i que, en teoria, havia enviat l'Ajuntament. Els responsables del port només deixaven passar les carrosses, però no els altres set vehicles que conformaven la comitiva, que havien de pagar el tiquet.

Davant la diferència de raonaments, el propi alcalde, Joan Olivella, va arribar a trucar a la directora del port, Rosa Flores, sense aconseguir solucionar el problema. Amb por que la situació acabés retardant massa la cavalcada, finalment va ser el regidor de Via Pública, Juanjo García, qui va acabar pagant els prop d'onze euros que es demanaven des del port. Des de l'associació de Veïns i Propietaris demanen ara una reunió amb l'alcalde i la regidora de Cultura, i no descarten replantejar la cavalcada i tornar a fer arribar els reis en tren, com anys enrere.