jueves, 8 de enero de 2015

REYES MAGOS..., REGIDORES MONGOS Y...

Ver comentarios

...El alcalde, con la Pantoja...


Estos políticos que tenemos en Calafell no nos dan tregua, tras la que se lió este lunes en el puerto de Segur con la cabalgata de reyes, que no entraban si no pasaban por caja. Comentando el tema y leyendo algunos comentarios en facebook, donde Lluis Bayó explica de forma clara el problema y que no es otro que si el puerto es zona privada (para algunas cosas), es el ayuntamiento quien tiene que solicitar permiso para entrar, a lo que al parecer no ponen ningún impedimento, pero claro, esa prepotencia típica de nuestros políticos, que se creen por encima de todo y de todos, hace que, "pa chulo yo", y se lo comieron con patatas, así que como hay algunos políticos que para lo único que sirven, es para cobrar a fin de mes, las consecuencias las pagaron los que menos culpa tenían, los niños.


Realmente, yo tampoco creo que la culpa sea del puerto, sabe mal porque se trata de una actividad para los más pequeños, pero razón de más para que se tenga todo controlado, organizado y previsto, esa tarea es del ayuntamiento, no del puerto. Unos y octros se echan la culpa. Los que salieron afectados fueron los que ponen toda la ilusión, organizadores y niños.

Y como no dan pie con bola, por si fuera poco, el mismo lunes salía publicado en el "Diari de Tarragona" la siguiente noticia:



José M. Baselga 
El festival Rocabilly, un certamen que atraía a unas 7.000 personas a Calafell y que durante una semana de septiembre llenaba las plazas hoteleras, no se celebrará este año. Los organizadores explican que habrá al menos un año de descanso.
Pero en caso de ejecutarse la suspensión del festival el Ayuntamiento llevaría a los tribunales a los organizadores por incumplimiento de contrato. Los Impulsores del festival y el Ayuntamiento firmaron en 2012 un convenio que establecía que el certamen se celebraría cuatro años más en Calafell, hasta 2015. 
Por quejas
Los organizadores explican que el pasado año hubo quejas de los visitantes sobre establecimientos donde se alojaron y que también sufrieron problemas en la carpa y recinto de los conciertos por goteras y fallos en los equipos de música e infraestructura necesaria.
«Pretendemos que el festival tenga la máxima calidad para los visitantes. Vienen de muchos lugares y no pueden irse descontentos», señala José, impulsor del High Rockabilly Calafell. «Paramos, reflexionamos y buscamos soluciones».
Los organizadores niegan incumplimiento y argumentan «causas de fuerza mayor» para la imposibilidad de mantener el certamen. Sin embargo la concejal de Turismo de Calafell Olga Elvira rechaza las pretendidas causas de fuerza mayor. 


‘El Ayuntamiento cumple’
«Eso lo determinará un juez. El Ayuntamiento tiene todos los informes de lo sucedido en los festivales. El Consistorio ha cumplido con todo. ¿Problemas con los equipos de música? Nosotros pagábamos. Eran ellos quien los contrataban», dice Elvira
El alcalde, Joan Olivella (CiU) señala que «el objetivo es salvar el festival». En este sentido explica que espera mantener más reuniones con los organizadores. Apunta sin embargo que ya se plantean alternativas como otro tipo de certámenes similares, con otros promotores, que sean un revulsivo para la economía turística y promoción local.
En Calafell el rumor es que otro municipio está interesado en el festival Rockabilly y ha pagado más por conseguirlo o incluso que este año se celebre en un crucero. Pero desde los organizadores niegan la posibilidad y señalan que «estamos a gusto en Calafell. Hacemos una parada de un año y si se retoma, la prioridad es siempre Calafell, pero en buenas condiciones».
Resulta que el ayuntamiento, denuncia a la organización del evento cuando son ellos los primeros en incumplir con los mínimos exigidos. Está muy bien que los contratos se cumplan, pero siempre y cuando lo hagan ambas partes y parece ser que el ayuntamiento no sólo no cumple la suya, sino que quiere denunciar a la otra parte por no cumplir a causa de su dejadez, vamos...de juzgado de guardia.

LA REGIDORA ROCKABILLY ( o lo que sea que iba disfrazada)

Un certamen que beneficia a todos, que activa la economía del municipio, que atrae visitantes y va el ayuntamiento con su desidia y se lo carga. Lo curioso es que la súper regidora de turismo, sí, esa que está y no está pero que en los plenos (que se cobra por asistir) sí está, bueno, pues esa, la que vive en un país multicolor y es famosa en el lugar por su alegría y su pasar, no se haya volcado en hacer del Rockabilly un evento perfecto,  que es como vivir en una fantasía a lo que ella está acostumbrada y ni siquiera empatiza...

Está claro que al alcalde le viene grande el cargo, lo suyo son las plantitas, pues eso, en 4 meses a plantar geranios y la regidora de turismo a ponerles música clásica, que parece que las plantas también se le dan bien...menudo tándem.



Publicado por AKBA2