domingo, 25 de enero de 2015

Rápido, haced algo ¡que vienen las elecciones! - Capítulo 1, Introducción

O: "por qué nadie se cree nada cuando lo hacen todo rápido, mal y a última hora, justito cuando quedan 3 meses para la campaña electoral"



Philippe, en la página de facebook del ayuntamiento de Calafell, les llamó mentirosos. Podría ser un insulto, o casi una calumnia, casi un ataque contra ellos, pobrets meus. Pero no, llamarles mentirosos es una verdad como un templo.

Cierto es que prometieron varias cosas durante su campaña electoral y al principio del mandato. Más que varias, prometieron muchas, pero unas ni las han cumplido y otras ni se han molestado en ponerlas en marcha hasta que no han llegado las elecciones. O, siendo muy pero que muy, muy, muy bien pensado, ha dado la casualidad de que los proyectos sólo se hacen en el último momento. ¡Milagro!

¿Milagro?

Lo que les voy a contar ahora, gracias a la ayudita de mis compañeros y a las entradas que se han hecho en este blog, es toda la serie de cuentos, mentiras, censuras, engaños, falsas promesas y estafas electorales que hemos sufrido de toda esta banda de CIU-PP.

Algunas de las promesas que voy a ir poniendo en la nueva saga "Rápido, haced algo ¡que vienen las elecciones! " son:



- paso soterrado
- no subir impuestos
- no subir tasas
- IES Segur
- CAP Segur
- plan de ordenamiento calles
- carril bici
- y muchas otras más

que las iré explicando día tras día, hasta que entremos en la campaña electoral, para que ustedes queridos lectores vean que estos mentecatos no han hecho nada mejor que columpiarse durante 3 años y ahora a última hora se dedican a hacer, lo que se pueda, deprisa y corriendo y luego dirán que han cumplido. Y un huevo.

Olivella, que nos regaló 18 meses de mandato entre 2006 y 2007 después de pegarle la patada a Triadó de mala manera (CIU... o Sandra Suárez hasta le puso una esquela en el Baix Penedès), no hizo nada en esos meses excepto al final, que, para lo que hizo, mejor se hubiera estado quietecito.

Y esta vez está haciendo lo mismo, mucha suciedad escondida durante años y en el último momento pasan la escoba un poco por encima y se fotografían todos con cara de felicianos.

En mayo de 2007, en Segur, este alcalde dió por terminadas 3 obras

- la reforma del puente
- la plaza de españa reformada
- el asfaltado de la avenida de España entre el puente y la plaza España

Tres fiascos cojonudos.

La fuente funcionó el día de las votaciones y al día siguiente se averió. Estuvo años perdiendo agua y en invierno se helaba el agua que se salía, sobre el asfalto y algunos motoristas se fueron al suelo.



Ahora que ha vuelto a ser alcalde, la fuente se arregló después de protestas. Quedó con una dudosa elegancia (lucecitas azules) y ya no pierde agua. Las obras costaron 450.000 euros y hubo que esperar 5 años a tener una fuente medio normal.

El puente acabó saliendo en las televisiones de toda España. Al pasar la gente por la nueva pasarela hacía un ruido de mil demonios y en verano no se podía ni dormir.



Y el asfaltado de Avenida de España, eso ya fue el descojone padre porque lo hicieron a tal velocidad para llegar a tiempo de las elecciones que.... ¡¡asfaltaron hasta las tapas de alcantarilla!! de manera que cuando fueron los operarios a levantar una se encontraron con que en la avenida no había alcantarillas y hubo que picarlas todas, quitar el asfalto y arreglar el destrozo. Aún se pueden ver tapas con una especie de recuadro a su alrededor, producto de aquella pifia tan alucinante.

Pues ahora estamos en lo mismo. 8 años después, Olivella lo ha dejado todo para el final, ha permitido que algunos regidores ni siquiera vengan al despacho pero bien que cobran a final de mes, ha dejado proyectos en el cajón, otras promesas no las ha cumplido y las que está haciendo ahora vana toda prisa, pero la gente no es tonta, no se cree nada.

De eso, en mis próximas entradas, les voy a explicar todo lo que hubo, hay y habrá.