jueves, 1 de octubre de 2015

EL PROXIMO IBI DE CALAFELL BAJARA UN 10%

ver comentarios

Cambrils mantiene el recargo del 10% del IBI que impuso el Gobierno en 2012


En el pleno del lunes, lo que más tiempo le llevó a todos fue la adhesión de Calafell a la AMI (municipis per la indepe). No es que sea una cosa que le importe mucho a los 25.000 calafellenses pero la política vive bastante de espaldas a lo que le importa al ciudadano. Que CUP lo defendiera se entiende, porque es su postura política y acaban de entrar en el consistorio pero que CIU hiciera bandera de la AMI cuando han estado 4 años gobernando en Calafell con el PP y no se han adherido da un poquillo de risa. Lo digo porque la AMI se constituyó el 14 de diciembre de 2011 en Vic y en esos 4 años los convergents, que ahora son "indepes de tota la vida" eso de la AMI les importó un pito.

Se ha hecho la votación secreta respetando lo que cada uno quisiera votar sin seguir siglas de partido porque hay un grupo municipal, UAM, que pueden ser los dos votos que han apostado por el Sí.

La AMI, en el Baix Penedès es bastante limitada, se puede ver aquí qué municipios hay adheridos (PAGINA DE LA AMI) pero si te vas a pie de calle y le preguntas a la gente qué le preocupa te dirán que la seguridad ciudadana, su economía, que les hagan un poco de caso en el ayuntamiento, el IBI.....

Pues en el pleno, sucedió algo de lo que no se ha hablado ni una palabra en ningún sitio:


¿Qué significa esto? pues que en 2016, el próximo recibo del IBI, habrá bajado un 10%. Es la primera vez en la historia que en Calafell bajará el IBI. Que se paga mucho, comparativamente, más que en Pedralbes.

El IBI se calcula así: Multiplicamos el valor catastral del inmueble por un coeficiente que aprueba el Ajuntament cada año en las llamadas "ordenanzas fiscales". La ordenanza que está en vigor este año prevé que este coeficiente sea del 1,09%. A notar que el máximo previsto por la ley es el 1,10%, más algunos decimales por tener transporte público y otras menudencias; estamos prácticamente al límite máximo de IBI. Está claro. Si tu casa, piso o apartamento tiene un valor catastral de 100.000 €, te tocará pagar 1.090 €. Salvo si eres familia numerosa que tienes una rebaja, pero hay que reclamarla al ayuntamiento, que ellos son tontos y no saben si eres familia numerosa, o se hacen el tonto a ver si cuela. De todos modos, si lo pedís ahora no será aplicable hasta el IBI de 2016. O sea, que a pagar de momento.


Volvamos a la pregunta de por qué no bajaba el IBI. Hay varias claves políticas.

PRIMERO. El ayuntamiento necesitaba pasta y le fue de cojones que el gobierno central decretara un incremento del 10% del IBI en 2012. El IBI de Calafell es un chollo. Veamos algunos datos estadísticos del IDESCAT, antiguos pero indicativos. Calafell tiene 27.000 viviendas pero sólo 24.672 habitantes. O sea, que cobra un altísimo IBI por 27.000 viviendas, con un importe de unos 20 M€,  y presta pésimos servicios a 24.672 habitantes,a  830 € por habitante de media. Si vas a otro municipio no turístico, por ejemplo Gavà (podéis coger cualquier otro, da igual) tiene una población de 46.488 habitantes, a la que presta servicios y cobra IBI a 21.428 viviendas con un importe total de 11,5 M€ aproximadamente, casi la mitad de IBI de Calafell con casi el doble de población, a unos 250 € por habitante. O sea, que eso de que los municipios turísticos tienen problemas económicos es muy relativo, o mejor es falso. O mejor aún, si los tienen es porque gestionan mal. Pero ese es otro tema que hoy no toca.

SEGUNDO. Otra clave está en lo que se viene llamando "valor catastral". ¿Y qué es el valor catastral? ¿Tiene algo que ver con el valor real? Pues, ni sí ni no, sino todo lo contrario. Cada muchos años (8, 10, 12 ó 15, depende) los ayuntamientos hacen lo que se llama la "revisión catastral". Pasan revista a todos los inmuebles del municipio y hacen una valoración del suelo (solar) y de la edificación, teniendo en cuenta la antigüedad, la superficie, la ubicación, el valor de mercado, etc., y de ello sacan lo que llaman una "ponencia", con los valores de los inmuebles de todo el municipio. Esta ponencia se aprueba y se expone al público durante un cierto tiempo para que cada uno haga sus alegaciones y/o reclamaciones, que normalmente siempre son desestimadas, salvo si hay errores de bulto. Finalmente se aprueba la ponencia definitiva cuyos valores pasarán a permitir el cálculo del IBI el año próximo. La confección de la ponencia dura y cuesta (en dinerito) lo suyo, normalmente como mínimo 1 año. Como esto se hace cada muchos años, al hacer la revisión los valores siempre aumentan mucho y, si el ayuntamiento no reduce su coeficiente el resultado es un aumento exagerado del IBI, lo que se viene conociendo como CATASTRAZO, que pregunten en Cunit qué es eso. Para aminorar este impacto (en el supuesto de que se quiera aminorar, claro) hay varias posibilidades:

a/ Por un lado los ayuntamientos son libres de bajar su coeficiente, dentro de unos límites que marca la ley. Si un piso que antes valía 100.000 € (de valor catastral!!!) y teníamos un coeficiente del 1,09% (pagando pues 1.090€ al año de IBI) y ahora vale 200.000 €, si no bajamos el coeficiente pagará el doble, 2.180 €. Sería fácil bajarlo al 0,5045% (se aprueba en Pleno) con lo que se seguirían pagando los 1.090 €. Pero eso no lo hace casi nadie. Con la excusa de la "revisión" se aprovecha para aumentar la "recaudación". "És culpa de l'Estat Central!!!", dirán, porque el Catastro depende del Ministerio de Hacienda. Pero es mentira, el coeficiente depende del Ajuntament.

b/ Otra posibilidad es aplicar el incremento repartido en 10 años, con lo cual cada año aproximadamente se repercutirá un aumento del 10% y al final estará valorado en los 200.000 €, el 100%. Hay que decir que esto tampoco es exactamente así, porque a este 10% hay que sumarle el IPC de cada año. Como hemos dicho que las revisiones se hacen de vez en cuando (la última de Calafell fue en 2002 si la memoria no me falla), de año en año el Ajuntament aplica el IPC del año. A veces hasta 2 veces, en el valor catastral y en el coeficiente. Eso significa que, aunque los valores de las viviendas, como consecuencia de la crisis, bajen de precio, mientras el IPC no sea negativo su valor catastral va a verse aumentado año tras año con el IPC, más el 10% que decrete el gobierno central si es el caso, más el aumento del coeficiente que apruebe el Ajuntament (que ya casi no le queda margen).


¿Se podía haber bajado el IBI? Sí, si hubiesen querido. Para ello habría que bajar el valor catastral o el coeficiente. O los dos.



¿Qué pasó con el IBI de los últimos años?

Los convergents ni bajaron el tipo impositivo del IBI ni tuvieron intención de hacerlo. No  hubo voluntad de bajar la presión fiscal del municipio con los impuestos más altos de la comarca.
En un pleno municipal, Montse López lo comunicó disfrazando la realidad. Es decir, dijo que seguirían dando ayudas para pagar el IBI, lo cual no es del todo cierto porque las ayudas son para que ellos cobren, ya que el IBI es tan alto que muchas familias no lo pueden pagar si no es a plazos. Y Montse López defndía que no podían bajar el IBI ni impuestos, ni tasas, porque la situación económica aprieta.

Sin embargo, Montse López dijo en 2009:

Degut a la situació econòmica actual, el grup municipal de CIU ha presentat la proposta de disminuir el coeficient multiplicador de la fórmula per a calcular l’IBI d’un 1,09 a un 0,99 perquè la ciutadania no hagi de pagar més IBI l’any 2010 i l’ajuntament no vegi reduïts els ingressos i recapti el mateix que s’ha recaptat l’any 2009.
Alhora, i junt amb aquesta proposta, el grup municipal de CIU ha fet d’altres propostes de modificació de les ordenances; una destinada a bonificar les empreses del municipi que creïn llocs de treball i siguin un motor econòmic per a Calafell i, l’altre, destinada a ajudar a les famílies amb més dificultats econòmiques tot facilitant el pagament de l’IBI en 8 mesos.
Segons ha manifestat la regidora de CIU, Montse López “aquestes propostes són mesures socials, mesures que es poden aplicar perquè donen facilitats a la ciutadania i no perjudiquen l’Ajuntament”.







Esas palabras tan preocupadas por la ciudadanía son también de Olivella, hace 6 años. Cuando entraron a gobernar subieron IBI y tasas. Mientras Olivella estaba en la oposición puso el grito en el cielo ¡¡qué alto está el IBI!! ¡¡bájenlo, bájenlo, no estimeu Calafell!! y cuando CIU gobernó hubo más IBI, más tasas, las basuras ahora van aparte y son carísimas.



El decreto de Rajoy que hizo subir el IBI un 10% dejó una puerta abierta a los ayuntamientos: no prohibía que se pueda modificar el tipo impositivo para compensar el aumento estipulado por el Estado. En el 2012 era imposible rebajar el tipo porque se había iniciado ya el año y, por tanto, el período impositivo. Pero en el 2013 sí era posible hacerlo y no se hizo, ni tampoco en 2014 ni 2015, por lo que el ayuntamiento anterior no ha bajado la presión fiscal del decretazo de Rajoy en 2012 porque no le ha dado la gana.

Voy a seguir con una frase de hemeroteca. Año 2009, Joan Olivella hablando del IBI:

El portaveu del grup municipal, Joan Olivella, al finalitzar el ple ha manifestat que “novament, l’equip de govern ens ha enganyat, dient que congelaria els impostos i no és cert. Convido a la ciutadania a comprovar-ho, comparant el rebut de l’any 2009 amb el rebut de l’IBI que es pagarà l’any 2010
Yo les pido a ustedes que miren el IBI y las tasas que pagaban en 2011, cuando Olivella entró de alcalde y miren las de ahora. Verán que el IBI subió un 10%. Ellos se justificaron con el incremento del IBI en el Real Decreto-ley 20/2011 impulsado por Rajoy.
 

En ningún lugar del decreto prohibe que se pueda modificar el tipo impositivo para compensar el aumento estipulado por el Estado. En el 2012 era imposible rebajar el tipo porque se había iniciado ya el año y, por tanto, el período impositivo. Pero en el 2013 sí era posible hacerlo y no lo hicieron, igual que sucedió en 2014 y también en este 2015.
Además, en el primer año de mandato subieron basuras un 14%, el agua un 7'65%, alcantarillado un 11'62%, la ocupación de vía pública un 10%, las terrazas de establecimientos un 23% y el resto de tasas un 3%. Con dos cojones, el palo lo pegamos el primer año y luego decimos que hemos congelado impuestos. Mentira, lo suben todo el primer año y el resto el ciudadano tiene que ir pagando ese incremento, teniendo que escuchar encima barbaridades como "està tot congelat".



Ahora resulta que sí que se puede bajar y se va a bajar.

Un 10%.