viernes, 25 de marzo de 2016

MOCIÓN PARA RECLAMAR A LA GENERALITAT DE CATALUÑA EL RECONOCIMIENTO Y PAGO DE LA DEUDA CON EL AYUNTAMIENTO DE CALAFELL

Tal como dijimos el pasado 2 de marzo, la Generalitat debe al ayuntamiento de Calafell casi 3 millones de euros. En el próximo pleno, se va a presentar una moción, que será debatida y votada por todos los grupos políticos del consistorio calafellense, para exigir que esa deuda, además de reconocida, sea pagada al ayuntamiento de Calafell.


(Texto de la moción que será presentada en el próximo pleno)

El Señor Miguel Ángel Perín Tienda, como Portavoz del grupo municipal del PSC, expone, 

Desde 2010 el volumen de transferencias económicas de la Generalitat a los entes locales ha descendido un 62%. En cuanto a las transferencias que corresponden a la financiación de servicios con competencias compartidas y / o servicios sobre los que los ayuntamientos no tienen competencias, han bajado un 56%. 



Sin embargo, los ayuntamientos catalanes han continuado prestando servicios por responsabilidad política y respeto democrático a la ciudadanía. En el caso de las subvenciones para inversión (PUOSC y otros) la bajada ha sido del 92%. Igualmente los ayuntamientos, a pesar de las limitaciones impuestas por el gobierno del PP y la falta de ayuda de la Generalitat, continuan invirtiendo en el necesario mantenimiento de las infraestructuras y equipamientos locales (se han recuperado niveles de inversión similares a los años anteriores a la crisis), ya que a pesar de todo son las administraciones más saneadas del país (durante el 2015, en su conjunto, son las únicas que tuvieron superávit, concretamente del 0,5%).

En este contexto, reiteradamente los consistorios catalanes hemos reclamado, a través de múltiples vías, a la Generalitat de Cataluña el pago de las deudas que tiene reconocidos con los ayuntamientos. Se trata en este caso de subvenciones aprobadas y concedidas a obras y servicios municipales ya efectuados y que la Generalitat no abona a los ayuntamientos. Esta situación nos puede abocar a la imposibilidad de cumplir como quisiéramos con los plazos legales de pagos a proveedores y nos convierte, de facto, en financiadores obligados de la Generalitat de Cataluña. 

Pero los perjuicios que la actuación de la Generalitat provoca a los ayuntamientos no acaban aquí. Además de no pagar lo que debe, la Generalitat de Cataluña no está reconociendo contablemente las obligaciones de pagos hacia los ayuntamientos, inflingiendo un doble castigo: no paga las deudas y no reconoce la deuda real que tiene con nosotros. 

Muchas entidades locales hemos desarrollado y desarrollamos actividades propias de la Generalitat asumiendo por responsabilidad una actividad de suplencia con el dinero del municipio. Hemos recibido la concesión de subvenciones para financiar inversiones, hemos realizado las actividades e inversiones de acuerdo con los preceptos firmados, hemos enviado las justificaciones firmadas por los interventores y recibimos, como respuesta, el silencio. El silencio puede provocar falta de liquidez. 

 La Generalitat de Cataluña no nos paga. Pero, en cambio, los ayuntamientos tenemos que abonar las facturas de nuestros proveedores en un plazo de 30 días.Además, disminuye gravemente la solvencia de los ayuntamientos. No es sólo que no cobramos, es que ni siquiera nos quieren reconocer que nos deben dinero. Por lo tanto, tenemos que aplicar estrictamente la normativa presupuestaria y, según ésta, si no disponemos de confirmación del hecho que el gasto está justificado, no podemos registrar la deuda de la Generalitat, poniendo en riesgo el equilibrio económico de los ayuntamientos y la continuidad de los servicios públicos.

 A día de hoy, la deuda que la Generalitat ha reconocido que tiene con el Ayuntamiento de Calafell es de 2.834.397,52 euros.Aparte de esta deuda reconocida por la Generalitat de Cataluña, en el Ayuntamiento de Calafell también hay una deuda no reconocida por el departamento de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña que se corresponde con subvenciones justificadas por parte del Ayuntamiento en conceptos de inversión y que no han sido reconocidas. Un principio esencial en las relaciones entre las administraciones como ente territorial es el PRINCIPIO DE LEALTAD INSTITUCIONAL, y los ayuntamientos, como establece el artículo 86 del Estatuto, somos un "ente local básico de organización territorial y un medio esencial de participación de la comunidad". Este principio impregna todas nuestras resoluciones, convenios y acuerdos, reconociendo al otro su autonomía, su singularidad y su capacidad como representante de la ciudadanía. 

Por todo ello, el grupo socialista propone al Pleno del Ayuntamiento de Calafell la adopción de los siguientes acuerdos: 

Primero.- Instar a la Generalitat de Cataluña a hacer efectivos de forma prioritaria los pagos pendientes reconocidos con el Ayuntamiento de Calafell. 

Segundo.- Instar a la Generalitat de Cataluña a reconocer las deudas no reconocidas que tiene con el Ayuntamiento de Calafell y planificar una fecha de pago.

Tercero.- Incorporar la deuda pendiente a los ayuntamientos de Cataluña por municipio al denominado "portal de la transparencia" de la Generalitat de Cataluña. 

Cuarto.- Trasladar esta resolución a la Consejería de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña, a la totalidad de los Grupos del Parlamento de Cataluña y en la Presidencia del Parlamento. 
Calafell, 15 de marzo de 2016.

http://socialistesdecalafell.blogspot.com.es/2016/03/mocio-per-reclamar-la-generalitat-de.html

http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/03/el-gobierno-catalan-multiplica-por-cien-su-deuda-con-los-ayuntamientos-en-dos-anos-34175.php

http://vozpopuli.com/actualidad/77020-la-gestion-de-la-generalitat-arruina-a-los-ayuntamientos-multiplica-por-100-su-deuda-en-dos-anos