lunes, 4 de abril de 2016

Calafell prepara un plan de choque para las inundaciones en las partes bajas del municipio

http://delcamp.cat/baixpenedesdiari/noticia/200/calafell-creu-que-es-poden-evitar-les-inundacions-sense-fer-grans-inversions
El Ayuntamiento de Calafell prepara un plan de choque para las inundaciones que se producen en las partes bajas del municipio cuando hay inundaciones. El actual equipo de gobierno municipal cree que se pueden aplicar soluciones que paliarían el problema con una inversión reducida, o incluso con simple mantenimiento.

El Ayuntamiento ya se ha reunido con la empresa Sorea, adjudicataria de la gestión del servicio municipal de aguas y alcantarillado, y se han visitado los puntos más críticos de la fachada marítima. El objetivo es comenzar a confeccionar un plan de acción a aplicar en los próximos meses, como mucho el próximo año.


El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, ha puesto un ejemplo práctico del tipo de medida que el gobierno tiene en la cabeza: "En el cauce del arroyo de la Casa Vieja tenemos un depósito subterráneo y unos gaviones, que son unas tomas de retención de los ríos. La capacidad de controlar la inundación es prácticamente la misma, pero el depósito costó un millón de euros, y un gavión, unos 30.000 euros ".


Ferré también ha avanzado que se harán trabajos de limpieza de los grandes colectores de aguas pluviales, porque la acumulación de restos sólidos de anteriores inundaciones ha disminuido la capacidad. "Por ejemplo, el colector construido hace pocos años en la calle Rin tiene una sección de cinco metros, pero más de la mitad está bloqueada por residuos y la capacidad de desagüe está limitada, lógicamente, en la misma proporción", explica el alcalde.


"El caso es que ya hay mucha inversión hecha en la prevención de las inundaciones, pero algunas obras no están funcionando a pleno rendimiento. Lo mejor es que, con poca inversión y un buen mantenimiento, podremos tener una mejora importante cuando llueve fuerte ", añade.

Existe un estudio de inundabilidad desde el año 2009, que fue verificado en sesión plenaria en marzo de 2011. Sin embargo, en los últimos años, una falta de previsión a la hora de desbrozar hierbas y limpiar los lechos de la riera y la acumulación de residuos, facilita que la capacidad de absorción de las avenidas de agua se reduzca y, además, los residuos acumulados, al ser arrastrados, provoquen daños.

Hace casi 2 años, tras una tormenta que llegó a arrancar pavimento de las calles y provocó destrozos en la salida de la riera en Segur de Calafell, ante la falta de respuesta del anterior alcalde, los vecinos protestaron poniendo flotadores en sus balcones y reclamando soluciones a corto/medio plazo. Y si en agosto de 2014 cayó una fuerte tormenta y los vecinos exigieron soluciones, al cabo de 3 meses, volvió a suceder lo mismo, en noviembre se produjo otro aguacero y hubo daños en Segur y Calafell.

Mientras que el ayuntamiento está perfilando la participación ciudadana, se está elaborando el plan de choque. Una vez que haya una propuesta técnica, y cuantificada económicamente, el Ayuntamiento la someterá a un proceso de participación ciudadana, previo a la aprobación del plan de choque, al que se invitará al vecindario que sufre las inundaciones y sus consecuencias. Este proceso servirá tanto para mejorar la propuesta como para establecer cuáles son las actuaciones más urgentes y prioritarias.