jueves, 10 de noviembre de 2016

Calafell, incluido como municipio de alta demanda en la nueva ley catalana de vivienda social



Calafell ha sido incluido como municipio de alta demanda de vivienda social en el proyecto de ley de medidas de protección del derecho a la vivienda que desde ayer se encuentra en trámite en el Parlamento de Cataluña. El Ayuntamiento reclamó hace meses esta inclusión, que permitirá conseguir pisos vacíos en manos de los bancos, con mayor facilidad, a través de la Generalitat.

La ley amplía el número de municipios en los que el Gobierno catalán tiene acreditado que hay alta demanda de vivienda social. Concretamente se pasa de 72 municipios previstos hasta ahora a los 234 de la nueva normativa. Esta ampliación dará herramientas a más municipios para intervenir en materia de vivienda y evitar la exclusión social, así como más capacidad para aumentar el parque público a través del derecho de tanteo y retracto. Igualmente, se podrán movilizar más pisos vacíos de entidades financieras y grandes empresas ya que el impuesto sobre pisos vacíos será de aplicación a las 234 poblaciones.

Entre estas herramientas está la cesión temporal obligatoria de los pisos vacíos de entidades financieras para destinarlos a alquiler social; la obligación por parte de las entidades financieras y los grandes tenedores de viviendas de ofrecer un alquiler social a las personas que estén a punto de ser desahuciadas, y el procedimiento de mediación en caso de sobreendeudamiento. 

https://www.facebook.com/1571759536434459/videos/vb.1571759536434459/1665163750427370/?type=2&theater&notif_t=like


La vivienda (sea pública de alquiler o propiedad) era una de las promesas estrella del programa del anterior equipo de gobierno, pero no se hizo nada.

El ayuntamiento actual, según explicó el alcalde Ferré hace unos meses en Calafell Radio, tras un estudio previo, ha detectado ya alrededor de 400 pisos propiedad de los bancos y, de ellos, unos 60 en venta. Desde diciembre del año pasado ya tienen el listado de todos esos pisos y a partir de aquí van a negociar con los bancos para poder poner estos pisos en alquiler social. Falta comprobar el estado real, si están o no en condiciones de habitabilidad, si no están ocupados, etc.