jueves, 13 de abril de 2017

LAS FUENTES DEL PARAISO QUE MANABAN MALA LECHE

Desde tiempos inmemoriales, las leyendas cuentan que en el paraíso hay fuentes que manan leche y miel. No confundir con la fuente de Prades que mana cava una vez al año (la noche del tercer sábado de julio). En Calafell tenemos unas fuentes que no manan leche y miel, si acaso, mala leche y miel...da.

En varios plenos y en publicaciones, un grupo que aun no sabemos si se llama CIU, CDC, Convergents o PetdeGat, ha ido diciendo que "ja està bé, les fonts de L'Estany"... vamos, que se han pasado con el temita de las fuentes hasta decir "a veure si tenim sort i per Setmana Santa de 2017 estan en ple rendiment"

Y, mira por donde, llega Semana Santa de 2017 y el actual ayuntamiento nos anuncia que por fín funcionan a pleno rendimiento pero han tenido que hacer "algunos cambios" en el paraíso para que en las fuentes brote agua y no mala leche. Y ya sabemos por qué no brotaba nada. Lo acaba de explicar el Ayuntamiento en su facebook.



 Lo dijo Ferré en diciembre de 2016. 




Ahora, las fuentes de L'Estany de Calafell ya vuelven a brotar. Después de unos años de escaso mantenimiento y continuas averías, se ha dado una solución definitiva a las bombas, instalándolas fuera del cauce, donde no se estropearán y se podrá acceder más fácilmente. También se ha cambiado la iluminación, que se conectará en los próximos días. Por fín, después de más de 60.000 euros y años de descuido, ya no brotará mala leche sino agua.

Y la luz volverá a iluminar las fuentes del paraíso.
Aleluya, aleluya, como no gobierno, la mierda que dejo en mi cajón ahora es tuya.