miércoles, 29 de noviembre de 2017

El Juzgado de Paz se traslada a Segur y estará operativo tras el puente de diciembre

El juzgado de paz de Calafell se trasladará en los próximos días a su nuevo emplazamiento en las dependencias municipales del núcleo de Segur (calle Joan Maragall, 32) junto a la plaza Pau Casals, en el centro de Segur. Ahí comenzará a funcionar después del puente de la próxima semana, que se aprovechará para hacer todo el traslado y evitar al máximo la  posible de afectación del servicio.


ANTIGUO JUZGADO EN C/ BAIX PENEDES,1

En las dependencias de Segur se ha adecuado un espacio de más de 80 metros cuadrados para las oficinas del juzgado. Los despachos servirán como oficinas y, además, la sala de actos ya existente en la planta superior se usará para las ceremonias, como las bodas, que oficia el juez de paz. El Ayuntamiento ha invertido 6.166,77 euros en esta actuación que se recuperarán en 12 meses, ya que hasta ahora se pagaba un alquiler por el antiguo local.

Con el traslado, el juzgado consigue un espacio más amplio y en condiciones y deja el actual local, en la calle Baix Penedès, que se ha quedado pequeño y presentaba, además, un estado de deterioro muy importante. 

El cambio de ubicación tiene también otros dos motivos:

1- más de la mitad de los casos que atiende el juzgado de paz provienen del núcleo de Segur de Calafell.

2- forma parte del plan del Ayuntamiento para ahorrar en alquileres, optimizando el uso de sus propios edificios. El objetivo de este plan iniciado en 2015, es ahorrar 70.000 euros anuales, de los cuales 6.000 corresponden al juzgado.



NUEVAS INSTALACIONES DEL JUZGADO DE PAZ EN SEGUR

Así se lleva a cabo el ahorro en gastos de 70.000 euros anuales en alquileres, gracias a la unificación de oficinas y servicios en edificios que ya son de propiedad municipal. El actual gobierno ha aprovechado la finalización de algunos contratos y la reorganización interna del Ayuntamiento para solucionar situaciones existentes y optimizar el funcionamiento y los recursos humanos y ahorrar ese dinero en alquileres.

Una de las principales medidas fue la conversión de las dependencias municipales de la Playa, en la calle Sant Pere, en un auténtico edificio administrativo. Se trasladaron las áreas de Medio Ambiente y de Servicios Urbanísticos, y la sala de plenos. Ya estaban el Patronato de Turismo, el área de Vía Pública, la empresa municipal CEMSSA y una de las oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano (SAC).

Teniendo en funcionamiento del Centro Cívico de la Playa, ya no es necesario que las dependencias municipales hagan un papel cultural y social supletorio. Por lo tanto, su espacio se aprovecha para usos administrativos y es sede de áreas muy relacionadas con algunas de las que ya están.

Se han ahorrado, así, 20.000 euros anuales de alquiler de las actuales oficinas de Medio Ambiente. Por su parte, el edificio de Servicios Urbanísticas, que queda libre, acogió las oficinas de Bienestar Social, antes situadas en la avenida Lluís Companys de Segur, que costaban unos 40.000 euros anuales. El traslado del juzgado de paz  será un ahorro de algo más de 6.000 euros anuales. 

Con estas medidas, el Ayuntamiento pasa de pagar cuatro grandes alquileres para oficinas, a asumir sólo uno y rentabiliaza mucho más los edificios que son de propiedad municipal.