viernes, 29 de diciembre de 2017

Excepto el transporte público de Tarragona, todo lo demás subirá tarifas en 2018


El Consejo de Administración de la Autoridad Territorial de la Movilidad del Camp de Tarragona (ATM) ha aprobado congelar, por cuarto año consecutivo, las tarifas de los títulos de transporte público para el año 2018. Este mantenimiento de precios enmarca en la política de fomento del uso del transporte público y es posible que la Generalitat y las administraciones consorciadas mantienen sus aportaciones al sistema tarifario integrado. Así, el precio de la T-Mes de una zona seguirá en los 45,70 euros, la de dos zonas en los 71,70 y la de tres zonas en los 96,85. La T-10 de una zona costará 12 euros como hasta ahora, la de dos zonas 23,75 y la de tres zonas 34,15.Es una de las pocas cosas que no suben. En Tarragona, porque en Barcelona suben las tarifas del transporte y la T-10 costará más de 10 euros ya que se encarecerá 25 céntimos y pasará a costar de los 9,95 actuales en la Zona-1 a 10,20 euros el próximo año. Por su parte, el billete sencillo se incrementará de 2,15 euros a 2,20.

El resto, todo más caro para 2018

EL RECIBO DE LA LUZ
La electricidad sigue en los últimos meses una tendencia al alza, por lo que la nueva fórmula de calcular el precio de la luz no tiene que ver con el cambio de año. Todo apunta a que seguirá subiendo en los primeros meses de 2018 un 2,5% en 2018 tras el fuerte incremento de 2017, que ha sido record. El precio de la luz va a cerrar 2017 con un incremento próximo al 10% que ha ido vinculado a unas condiciones de mercado adversas en las que la ausencia de energías renovables por la falta de agua y viento y la poca instalación de generación solar ha disparado la quema de carbón y gas natural justo cuando los precios internacionales de los hidrocarburos vuelven a remontar. Y, lejos de suavizarse, el encarecimiento de la factura amenaza con extenderse a 2018. Mientras ponen "impuestos al sol" por otro lado encarecen el precio de la luz, un sinsentido solo justificado para que algunos se llenen los bolsillos.

TELEFONIA y COMUNICACIONES
En la telefonía, las tres grandes compañías prever subir sus tarifas. Los clientes de Movistar Fusion deberá pagar 5 euros más, después de que en 2017 se aumentara el pago hasta en cinco casos. 

Orange y Vodafone subirán sus precios pero unos días más tarde. Vodafone será la segunda en modificar tarifas, pero lo hará en Lowi que aumentará un 10% a partir del 15 de enero para las nuevas contrataciones, que además verán suprimidas algunas modalidades de contratación. Orange estudia elevar entre 2 y 5 euros, pero a finales de febrero.

Amazon está tanteando entre sus clientes variar lo que pagan por sus servicios (de envío y de televisión), pero no ha especificado la modificación todavía. Están pendientes de una encuesta en la que preguntan cuánto estarían dispuestos a pagar sus clientes.

GAS
Tendrá una subida del 6,2%. Las tarifas de último recurso (TUR) del gas natural subirán a partir del 1 de enero con respecto al último trimestre de 2017, un repunte ocasionado por el ascenso del valor del gas en los mercados internacionales.

PEAJES
A partir del 1 de enero el precio de los peajes del Estado subirá un 2%. Este es el primer incremento en tres años, tras las rebajas de precio de 2016 y 2017. Qué casualidad que el aumento de precios coincide con el rescate de las 9 radiales de Madrid previsto por el Ministerio de Formento también en enero.
La AP-2 y la AP-7, en Cataluña, es una broma de mal gusto porque la subida también quiere aprovechar el incremento del tráfico registrado en los últimos meses en las autopistas como consecuencia de la recuperación económica. En el caso de Cataluña, esto quiere decir que subirán el precio de los peajes de las autopistas AP-2 y la AP-7. Es decir, tienen más ingresos por aumento de usuarios y en lugar de congelar precios, los suben. ¿alguien recuerda lo que dijimos sobre la euroviñeta? Pues eso, a esperar sentados mientras siguen subiendo los precios.