viernes, 29 de diciembre de 2017

¿Para cuándo el arreglo de calles de Segur?


La página de facebook del ayuntamiento falla estrepitosamente, así de claro. Durante años, hemos criticado (con motivos sobrados) que es una herramienta de contacto e información con el ciudadano y no una simple página donde explicar lo que hacen. Esto ha cambiado muy poco.

Los vecinos preguntan por las calles, por la fibra, por los eventos, por obras..... y la mayor parte de las veces se quedan las preguntas sin respuesta.

Vamos a explicar cómo está el tema de las calles de Segur. En "edictos" está la exposición pública de la reparación integral que se va a hacer en 65 calles de Segur, comprendidas desde la C31 hacia arriba. Es el primer "plà de voreres". A principios de 2018 empezarán a arreglarse, una tras otra, estas calles: 



El Ayuntamiento de Calafell prevé un presupuesto de 46,11 millones de euros para el próximo año, lo que supone un incremento del 1,7% si se compara con las cuentas de 2017. 

En cuanto a las inversiones, el presupuesto del 2018 destina 6,66 millones de euros, al tiempo que el ayuntamiento también prevé mantener la amortización de la deuda, reduciendo hasta 5,53 MEUR durante el próximo ejercicio. 

Pero ¿cuales serán algunos de los aspectos más importantes para Segur y urbanizaciones?

Básicamente, aceras y calles. Y terminar la adecuación del hogar de ancianos en Segur. Todo ello, 1'7 millones más que se suman a los ya aprobados (aceras, centro cívico, plan de choque pluviales, etc). 1,7 millones más 0,24 del plan de choque de pluviales.

Casi 2 millones de euros más para 2018 y después 2 millones más para 2019, ya que el plan de aceras no será único, habrá varios, uno por año. Ya se han terminado las mediciones de 65 calles para empezar a renovar aceras, bordillos y asfaltado. 

Dentro del PAM (Plan Actuación Municipal 2015-2019) se incluyen dos bloques. Uno fijo y otro variable. El bloque variable (imagen izquierda) incluye aquel listado de actuaciones que se deberán priorizar, a partir del presupuesto de 2018, a través de la participación ciudadana. Para llevarlas a cabo, el equipo de gobierno hizo una previsión de pedir un préstamo aproximado de poco más de 4 millones de euros, cada año. La cantidad dependerá de la situación económica de cada anualidad, los ingresos previstos y de las posibles pólizas de crédito que hayan de pedir. Este importe es, aproximadamente, lo que se amortizará de préstamo municipal, por lo que no supondrá un incremento del porcentaje de endeudamiento, quedando por debajo del 75% que exige la ley vigente.

Básicamente, aspectos históricamente demandados como el arreglo de calles, la nueva iluminación, el plan de choque de pluviales para evitar inundaciones, etc.

Algunos vecinos han comentado que es una pena que su calle no entre en el "plà de voreres". Exactamente no es así ya que se combinarán las actuaciones puntuales en diversas calles con los trabajos del primer "plà de voreres" que se centrarán especialmente en la parte más elevada y en la central de Segur de Calafell. Es básicamente la zona delimitada entre la carretera C-31 y la autopista C-32, ya que es donde las deficiencias son históricas.

Las obras son para la reparación, reconstrucción o incluso para la nueva construcción en las zonas donde faltan aceras y que los vecinos reclaman desde hace décadas. 300 tramos, 65 calles


Hasta ahora las actuaciones que se realizaban eran parches que no servían para reparar las deficiencias. El propio Ayuntamiento tenía claro que de esta manera no se hubiese acabado en muchos años.

Esto no significa que el resto de calles no vayan a tener mantenimiento ni tampoco que no se vaya a hacer nada más. Es más, como hemos dicho, ya se está trabajando en la elaboración de un segundo plan para seguir con más calles. La nueva Associació de Comerciants de Segur Platja ya ha sido informada de que se arreglarán las calles de playa y los pegotes del Paseo Marítimo. Y en las urbanizaciones, seguirán los arreglos puntuales.

También se están mirando las decenas de kilómetros de calles (más de 90 kms) y en qué lugares debe reasfaltarse.

Pero, y esto es lo que preocupaba a los vecinos, no es que "solo se vayan a arreglar 65 calles" y luego otro y nada más. No, hay un "plà de voreres" con una partida presupuestaria específica y, por otro lado actuaciones puntuales que se llevan haciendo desde el principio del mandato:



Se continúa trabajando en reparar otras zonas, de forma independiente al plan de aceras. La única diferencia es que los trabajos puntuales se llevan haciendo años, mientras que el plan de aceras actual está ahora en la fase de medición para, en pocos meses, empezar a arreglar esas 65 calles.

Una vez terminado el primer "plà de voreres", que se ejecutará durante varios meses, el equipo de gobierno verá qué remanente de tesorería queda para el segundo plan de aceras y harán exactamente lo mismo, reparaciones integrales (no parches) y así, se espera que, por lo menos, las necesidades históricas de calles que no se han arreglado en muchos años queden finalmente cubiertas. El remanente de tesorería es un saldo que permite conocer, al final del ejercicio, la solvencia o capacidad económica que tiene una administración para afrontar sus deudas. 

Esto, a parte de la supervisión del alcalde, depende de dos personas: Miguel Angel Perín (maperin@calafell.org) responsable del Area de Urbanismo y de Juanjo García (jjgarcia@calafell.org) responsable de Vía Pública. En los correos que facilitamos pueden enviar sus consultas, igual que nos las hacen al blog.