martes, 27 de febrero de 2018

Presentación de las obras del Pavelló Joan Ortoll y el Teatre Auditori Joan Colet


Con la sala llena, el Ayuntamiento de Calafell hizo ayer la presentación de las obras, ya adjudicadas, de remodelación del conjunto formado por el pabellón "Joan Ortoll" y el teatro auditorio "Joan Colet" en una sesión informativa abierta al público. Las obras, que durarán 7 meses, empezarán pronto. La reforma será integral y pondrá al día unos equipamientos que han quedado obsoletos y presentan importantes carencias. Incluso deben solventar problemáticas de entidad como la retirada de una cubierta de fibrocemento (uralita) o el aislamiento acústico del teatro.

La adjudicación ha recaído en la empresa Voracys, por un importe de 3.523.870,33 euros (más IVA). El contrato incluye la redacción del proyecto definitivo (dos meses de plazo) y la realización de las obras (siete meses). La empresa ha ofertado mejoras por valor de 577.855,28 euros. El Ayuntamiento financia esta inversión con una parte del remanente que le quedó en el año 2016.
El proyecto prevé, entre otros, la renovación integral de los servicios e instalaciones, una mejora de la comodidad para los espectadores y garantizar unas buenas condiciones acústicas, sobre todo en el caso del teatro. Se suprimirán las barreras arquitectónicas. En el caso del pabellón, se mejorará la pista interior y el exterior, la zona de oficinas del Club Patí Calafell y el área de restauración. El espacio que ocupa actualmente la biblioteca (que se trasladará en breve al casco antiguo) se destinará a usos vinculados al deporte.

Además, se modernizará el aspecto exterior del edificio con una "nueva piel" en la fachada, y por supuesto, se retirará la cubierta de fibrocemento, material actualmente prohibido por ser cancerígeno. También está previsto el arreglo de todo el entorno, todo incluyendo una nueva zona para la práctica del skating.

Otro rasgo importante del proyecto es que la renovación de su alumbrado interior conllevará un importante ahorro económico. De hecho, el edificio que reúne el pabellón y el teatro es uno de los equipamientos municipales que más electricidad consume, según detectó una reciente auditoría energética encargada por el gobierno municipal.