viernes, 14 de diciembre de 2018

Se llama pluralidad, Tejedor


Se puede estar de acuerdo o no con una idea, pero como decía la cita, erróneamente atribuida a Voltaire: "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo".



En Ciutadans dicen que no se puede subvencionar a entidades que no comulgan con sus ideas, así de claro. Si se aplicase este criterio, discriminar a entidades porque expresan sus ideas (gusten o no), entonces las subvenciones quedarían a criterio de quien gobierne y la patada a la democracia (donde se supone que tienen cabida todas las ideas, incluyendo a partidos como Vox) sería monumental.

A ver, no se puede decir esto cuando un partido político, en este caso C's Calafell, se opone a subvencionar entidades y ellos, que también reciben subvencions de todos, hacen una carpa solidaria para recoger juguetes ¿están politizando entonces la solidaridad? Claro que sí, según su propio criterio. 

Resulta que este año, casi 60 millones de euros de todos los españoles se han destinado a subvencionar a los partidos políticos ¿le hacen ascos a ese dinero si viene de catalanes o madrileños? ¿a que no?


Ellos también llevan los símbolos que quieren, en actos solidarios como la Cursa de la Dona, y critican una "ballada de sardanes" que es un acto solidario para recoger fondos para La Marató de Tv3, que recoge millones de euros cada año en aras de la solidaridad.


Pues nada, a seguir sin ver la viga en el ojo propio y a molestarse por lo que vean en el ajeno.