lunes, 10 de diciembre de 2018

Jordi Sánchez quiere volver ¡con E.R.C.!

JUNIO 2011

Jordi Sánchez dejó la política activa en junio de 2011 después de que el PSC de Calafell, tras perder por muy poca diferencia (1 regidor) las elecciones municipales de ese mismo año le invitó a cumplir la promesa de que si no ganaba, se iba. Meses antes de esto, antes de que le pidieran que abandonara el partido, había intentado descabalgar de las listas electorales a algunos que había quemado en movidas de todo tipo (POUM, carril bici por sorpresa, reuniones vecinales de alto voltaje) como al entonces regidor de Urbanismo y actual alcalde Ramon Ferré. Lo explicamos en esta entrada de junio de 2013, tras una entrevista en la que decía, sobre volver a política lo siguiente "ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Lo cierto es que había dicho muy claramente esto:



Como no quería irse en 2011, a pesar de lo prometido, hubo una reunión en la sede del PSC Calafell, de unas 30 y tantas personas, que una por una le cantaron las 40 a Sánchez. Al final, salió de allí con un cabreo enorme, eso el viernes 27 de mayo de 2011. El lunes 30 aún seguía diciendo que se lo pensaran, que lo dejaran de regidor, pero se le dijo que ni hablar, que ¿cómo esperaba que se presentara una nueva forma de hacer las cosas si seguia él ahí metido? manteniéndole con 500 euros en una silla y por otro lado estar hablando de un discurso de novedad, pues iba a ser que no. La militancia, la ejecutiva, todos estuvieron a favor de que plegara.

Sánchez intentó quedarse de todas las maneras posibles y como no cedía, al final se encontró a casi todos los militantes que se reunieron para decirle que se fuera de una vez. Se fue haciendo ver que todo era una decisión suya, se acordó que se le dejaría irse con dignidad diciendo en el pleno municipal que se iba como decisión propia. Finalmente, se le permitió que hiciera el discurso de despedida y dimisión, lo explicamos aquí con varias informaciones llegadas desde distintos socialistas de Calafell (militantes y familiares).

Esta semana pasada, hemos sabido (y contrastado) de fuentes bien informadas y a las cuales se ha acercado Sánchez, con una propuesta que ha sido apoyada por L.A., al que le había dado algunos trabajos durante su mandato entre 2007 y 2011, y nos explican que se quiere presentar con Esquerra Republicana, actualmente en manos de una junta gestora. Tanto la comarcal como la central de ERC ya tiene en mente a quien dar su apoyo para las próximas municipales. Pero esto, o bien es una maniobra para desestabilizar a, por ejemplo, Jacob Balaguer y Joan Solé (Nani) que obtuvieron los mejores resultados de ERC en 2015, o bien va muy en serio tras descartarse otras propuestas. Dinero, a Sánchez no le falta. Ahora trabaja en RRII de CIRSA (sobre esto, ya explicaré más cosas en otra publicación).

Pues bien, cada cual se puede presentar donde quiera y con quien quiera pero siempre hemos sido muy críticos con las "viejas glorias" que se reenganchan. No es un término peyorativo. Por viejas glorias entendemos a aquellos que ya han pasado más de 20 años en el ayuntamiento, sobrepasando la edad de jubilación y han ejercido como alcaldes y ahí siguen: Olivella (1954, 64 años), Parera (1936, 82 años), Triadó (1947, 71 años) y Sánchez (1949, 69 años). 

Entre estos 4 nombres se han repartido la alcaldía de Calafell desde 1987 hasta 2015, alternando unos y otros (puede que la salvedad sea Triadó, que con sus cosas buenas y malas, era reelegido siempre desde 1987 hasta 2003 cuando, por imposición desde arriba se le obligó a dejar el cargo a mitad del mandato 2003/2007 en favor de promocionar a Joan Olivella, que entonces estaba en Turismo). Sánchez tuvo varias alcaldías, una que recuperó en febrero de 2003 tras mociones de censura y unos "pollastres" que salieron en los medios de comunicación. Volvió a ser alcalde entre 2007 y 2011. Y, tras perder las elecciones en 2011, anunció que se retiraba de la política.

3.4.2010 2000 Manifestantes en Segur - POUM

Jordi Sánchez no dejó un buen recuerdo (la manifestación más numerosa de la historia de Calafell, cargos de confianza con sueldos estratosféricos, luchas internas, dimisiones de 4 regidores de ADMC, el affaire Romero, un regidor no adscrito que pretendía crear un partido a última hora a escondidas y utilizando su despacho municipal para montar el chiringuito, etc). Pero, repetimos, lo pasado, pasado está, pero lo que nunca está bien son aquellos que esperan a última hora para presentarse (partidos como el breve y extinto ANEMI) y experimentos de última hora "a ver si suena la flauta" y a esto, añadirle que los 4 citados están ya en edad de retiro ¿qué quieren ahora, con la vida solucionada?.

PSC renovó sus listas para este mandato. Convergencia lo va a hacer ahora. CeC también presentará lista renovada. UAM, sin Parera, probablemente desaparezca. Ahora que Parera, Olivella y Triadó ya se retiran (aunque se rumorea que Triadó "se deja querer"), resulta que Jordi Sánchez se ha ofrecido a Esquerra Republicana.