miércoles, 17 de abril de 2019

Soy Sandra y os prometo que haré lo contrario de lo que hice (a ver si cuela)


Soy Sandra y en Segur os prometo........

En los vídeos de campaña de "Sandra Alcaldessa", vamos viendo algunas propuestas con sentido y otras en que se acaba por pensar que, o bien quieren explotar la memoria de mosquito de algunos, o que intentan tapar barbaridades con promesas que, cuando gobernaron, hicieron todo lo contrario de lo que dicen que ahora van a hacer si gobiernan.

Una propuesta es eliminar la zona naranja para fomentar turismo y comercio. Sigue siendo un tema que no ha gustado a unos y a otros les ha ido muy bien, por diferentes motivos.

Los que vienen de fuera, se quejan por pagar zona naranja. Los residentes, encantados de encontrar un sitio para aparcar en sus desplazamientos o al volver de trabajar. Los listos que dejaban el coche fuera para que las visitas ocuparan su plaza de parking, ya no pueden. Los que no tienen garaje, no pagan. Para unos bien y para otros mal.

De una forma u otra, para los que quieran ver en esta publicación la oportunidad de darle a Sandra Suárez ahora que se acercan elecciones, baste recordar que, hace 11 años ya, en este blog ya se denunciaba que no había plazas libres para aparcar en verano y algo había que hacer.



PROMESAS POPULISTAS
Esta de quitar la zona naranja es una de las más populistas porque, mientras que CIU (cuando no se llamaba Partit Demòcrata Europeu) estuvo entre 2011 y 2015 en el gobierno ¿qué hicieron con las zonas de pago para fomentar el comercio? Pues... todo lo contrario de lo que prometieron.


Esto:  

En la primavera de 2015, en semana santa, en el mes de marzo, metieron la zona azul en todo el paseo, de un extremo a otro, sin avisar a nadie (aquí ninguna loca estuvo llamando a periodistas para explicarles nada ni hicieron una nota de prensa), no hicieron reuniones con el comercio y las asociaciones y entidades. Se quedaron a gusto los tíos porque tenían previsto que la zona azul de todo el paseo estuviera en vigor hasta el mes de octubre. Aquello fue la reostia, porque entre semana, algún despistado iba a comprar o a tomarse algo, aparcaba en un paseo vacío y le endosaban una multa de zona azul. Lo pusimos en el blog y hubo protestas, pero les dió igual. Y no hubo ningún apocalipsis, como dicen ahora. Pero multas, si hubo, a mansalva. Aunque a lo mejor a algunos les daba lo mismo porque, presuntamente, no tenían que pagarlas.


1-MULTANDO TODOS LOS COCHES DELANTE DEL SUPER
2-MULTANDO DELANTE DE COMERCIOS
3-QUEJAS DE UNA SEÑORA QUE SE ENCUENTRA EL MARRÓN
4-SEÑOR SACANDO TICKET DE ANULACION PORQUE LE HAN 
SANCIONADO EN UN PASEO VACIO, COMO SE PUEDE VER

Y ESTO PASABA ENTRE SEMANA CON CIU


Y ESTO TAMBIEN
NADIE POR AQUI
NADIE POR ALLI
PLAS, MULTA Y A POR OTRO
AHORA ESTE
VENGA, A POR OTRO MAS, AUNQUE EL PASEO ESTA CASI VACIO
EL PASEO VACIO, PERO LAS MULTAS CAEN


31 de marzo de 2015
 
Con el cambio de gobierno, se retiró la zona azul del paseo de Segur y dió buen resultado, de tal forma que en semana santa nunca más ha habido zona azul y no funciona nada más que en verano, durante dos meses, no ocho. Desde el puente hasta Cunit es zona azul y desde el puente a Calafell, naranja.

Pero es que no acaba aquí la historia. Como decían en los dibujos animados ¡no se vayan todavía, que aún hay más!

OTRA "DINAMIZACION" DEL COMERCIO
Esta notícia publicada en Diari de Tarragona en 2014, recogía la petición de vecinos y comerciantes de la zona centro de Segur para reducir los meses de zona azul y las horas diarias.  ¿Les suena? Es lo mismo que sucedía en el paseo marítimo de Segur, vacío pero había que pagar 

Pues una vez que los comercios y vecinos de la zona se habían coordinado con esta petición, la portavoz de una AAVV se la transmitió verbalmente al ayuntamiento. Respuesta: "que se vayan a hablar con CEMSSA". Para los que no lo sepan, se trata de una empresa municipal creada por el anterior equipo de gobierno de Calafell de Jordi Sánchez (El Renacido) y que gestiona determinadas parcelas del ayuntamiento, por ejemplo, la zona azul.


Evidentemente, mientras CIU mareaba la perdiz, varios comercios mantuvieron una reunión con las AAVV y recogieron firmas. Las AAVV coordinaron pedir una reunión, presentando instancia, al anterior alcalde, para que se solucionase esto, siendo una representación de comercios y vecinos la que iría a hablar con Olivella. Con suerte, entre una y otra sesión de fotos igual lo pillaban disponible. Y las firmas recogidas se entregaron en el SAC, como se ha hecho en otras ocasiones, en que las peticiones han ido refrendadas por las firmas de los vecinos. El resultado fue un NO y no hay más que hablar.

En tiempos de Jordi Sánchez, la cosa había ido a peor porque la Avda Catalunya pasó a ser de dos sentidos a uno. Los comercios alucinaron al ver que además de que se reducía el paso de vehículos por el centro y éste tampoco acababa de ser peatonal, de manera que se reducía a la mitad el tránsito de posibles clientes y además iba a desaparecer todo el aparcamiento:

De aquel entonces es este vídeo (2009):




Este vídeo es de cuando se hizo la obra de reforma en Avenida Catalunya en 2009, terminando las obras. Como hemos dicho, se pretendía eliminar las plazas de aparcamiento y colocar un carril bici que iba de ningún sitio a ninguna parte, el comercio se sublevó. Se llenó la avenida de carteles porque no les hacían caso. El ayuntamiento de entonces rectificó y se habilitaron aparcamientos en todo el recorrido de la avenida Catalunya. Ideas del faraón. Otro que ahora vuelve porque Calafell le necesita hoy (que rima con Virgencita, que me quede como estoy).


Finalmente, la zona azul en el centro de Segur, pasó a reducir su horario a las mañanas. El año pasado, tras acordarlo con los comercios y asociaciones de la zona.

Tras este recordatorio: Sería mejor que vayan con un poquito más de ojo a la hora de prometer que potenciarán el comercio y blablablá con el tema del aparcamiento porque la mayor barbaridad nunca vista, superando a los tiempos de Jordi Sánchez, la hizo precisamente CIU con Sandra Suárez en sus filas. Cobrar por aparcar en calles vacías.