martes, 1 de enero de 2013

2013


Buenos días, tardes o noches, dependiendo de a qué hora se fuese a dormir más de un@ y cómo se haya podido levantar.

Ya es casi una tradición abrir el año con una entrada citando su número: 2013

Este 2013 está muy fácil hacer la entrada porque, a las promesas incumplidas del año anterior, se han de añadir algunas más. 


De 2012

Promesas que no hemos visto por ninguna parte
  • Participación ciudadana. Cero patatero
  • Proyecto RESUR. Ni se ha iniciado y ya veremos si se hace.
  • Carril Bici: en septiembre u octubre iban a reunir a los ciudadanos. Ah, pues vale. Seguimos sin carril bici y ni convivencia ni nada.
  • Contacto con AAVV. En enero se unieron algunas urbanizaciones en una asociación para poder hacer más fuerza frente al ayuntamiento. No puede ser que se intente silenciar la voz ciudadana con promesas a largo plazo, que no se atiendan todas las instancias ni puede ser que se ordene callar a los ciudadanos en los plenos. Si se aplica el ROM se hace siempre. Si no, no. AAVV Sant Miquel, en principio dialogante con el alcalde, le ha dado la espalda por mentiroso.
  • Comunicaciones: ¿cómo? ¿qué? Ah, autobombo. Vale.
Y seguimos sin carril bici, y siguen cambiando fechas de plenos para irse de vacaciones, siguen sin atender las peticiones de las AAVV (ojo, de las que no les ríen las gracias, como Marinada y AVAP), comunicaciones sigue vendiendo humo pero no informa de nada, no ha habido participación ciudadana y el proyecto RESUR... ¿andandará?

De 2013 
Añadan ahora el paso soterrado de la calle Pisuerga que iba a ser una realidad en 2012 y ahora nos la quieren meter doblada. El 22 de diciembre convocaron una reunión de urgencia para... decir que no hay nada.
Pongan también los cuentos chinos del gasto de algunos listos en móvil, comilonas, copas, fiestas, ferias y otras chorradas de las que no se sabría ni lo que nos cuesta a nosotros tanto mangoneo si no fuese porque como todo el mundo no sabe, hay un período de exposición pública y el año pasado aprovechamos para ir a mirar las cuentas y nos llevamos una sorpresa.

En cuanto a política pura y dura, los plenos municipales son lo mismo de siempre: una mierda. Las intervenciones de los ciudadanos no se retransmiten por la radio, algunos regidores(as) se pasan el tiempo tirándose en cara unos a otros los errores del pasado en lugar de mirar al futuro, tal vez porque el futuro o es muy negro o más bien hay poco de qué hablar. Lo dijo muy bien Jordi Alvarez en febrero de 2011 y seguimos igual, nada de "guanyem tots", ni mucho menos, desde luego, de "otra manera de hacer política". A tirarse los trastos...


Ya dije que sólo hay dos cosas que le duelen a los políticos: perder votos y confianza y que su imagen se vea dañada. La última es una expresión errónea, porque no se ve dañada, la dañan ellos mismos con incumplimientos, mentiras, tergiversando las cosas a su antojo y conveniencia y malgastando el dinero que deberían administrar con más celo y cuidado que si fuera suyo.

Eso sí, la parte que más me duele de todo este asunto es que se les llena la boca de "política social" y es mentira. La situación de muchas familias que las están pasando putísimas, se cubre con unos mínimos para rellenar el expediente. 50 niños no tenían ni un regalo de reyes en Calafell este año. 70 familias subsisten gracias a ayudas y alimentos. Mientras, se destina más dinero a publicidad y autobombo del alcalde y cuadrilla que a necesidades sociales. Hay un desprecio total por los más desfavorecidos. Para ser un equipo de gobierno donde hay unos cuantos iluminados del amor, resulta que para lo único que tienen luces es para meter la mano donde no deben y malgastar el dinero de Calafell. Sí, les he llamado chorizos. Después de ver cómo gastan el dinero algunos regidores, lo puedo hacer tranquilamente. Chorizos municipales, chorizos paletos, de 3 al cuarto. Pero chorizos.

Después de lo visto en septiembre de 2011, cuando fuimos a revisar cómo y en qué se pulen el dinero los regidores, quedó muy claro que la transparencia y la información se la quedan para ellos. Los ciudadanos tenemos el derecho a la información y el deber el deber de informarnos. El ayuntamiento debería poner sus medios, que son muchos, al alcance de los ciudadanos, y así usarlos para algo más que el mero ejercicio de hacerse publicidad a base de patufets, la radio municipal, diferentes enchufados y empresas y, todo, con un coste desorbitado.

Suerte para todos este 2013. Otro año más en que seguirá este blog dando información, siempre bien documentada, le pese a quién le pese.


 
Gracias, Jake, tus palabras de 2009 no se nos han olvidado.