sábado, 23 de febrero de 2013

Autocaravanistas: boicot a Calafell

 
"El turismo es un delicado engranaje en el que todas las piezas deben encajar a la perfección. Al mínimo fallo o malentendido puede desencadenarse un serio problema. Y más en un mundo donde las redes sociales prestigian una marca de destino. O la hieren."

Así empieza el demoledor artículo que ha publicado hoy Diari de Tarragona sobre el affaire de los autocaravanistas que se vieron expulsados de Calafell el día del carnaval. Continúa explicando que de poco sirven ferias y otros inventos cuando luego se les da una patada en el culo. El alcalde, ahora interpreta el silencio administrativo como un NO, cosa muy curiosa porque explican los afectados en su foro todo lo contrario.

 Y un lector, autocaravanista veterano, nos explica en facebook que en Cunit siempre son bienvenidos:
Como sabrás yo soy caravanista y me paso algo similar en Lloret de Mar pues nada se le hizo la cruz y para otra ciudad allí nunca más! Según la legislación actual un Autocaravana paga impuesto de circulación y puede estacionar donde estaciona cualquier vehículo siempre y cuando no "hagan camping" o sea no sacar nada afuera. Por ese motivo Cunit se llena de caravanistas, hay una emplanada frente a la estacion lado playa donde estacionan y durante todo el año los visitan los turistas.

Ahora mismo, todo esto pilla a la flamante regidora Olga Elvira y al chachipiruli alcalde Olivella en Navarra. Tras Fitur, Navartur. Mientras, por lo visto, en el ayuntamiento resulta que la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha. Y es muy claro el Diari cuando dice que "de poco sirven planes de promoción y asistencias a ferias" frente a despiporres como éste.

En fin, ya se puede adelantar que, una vez más, la regidora será capaz de decir que esto es un ataque personal y el alcalde la apoyará porque quieren hacer pasar por ataques personales cualquier tipo de críticas a su mala gestión. Es un pobre recurso, que empezó en una ermita llena de iluminados y ha ido a más, tras las quejas de hosteleros, el Forum, etc y no se ve ni un ápice de autocrítica. De momento, el nombre de Calafell queda vetado en el mundo del autocaravaning porque desde todas partes de España están entrando en el foro, muy conocido. Y se trata de un tipo de turismo con dinero, que viaja con su casa a cuestas (nada barata, por cierto) y con un considerable poder adquisitivo.