jueves, 13 de marzo de 2014

Críticas a la decisión de sancionar carrozas en Calafell


Si picáis con el ratón sobre la imagen os podréis leer la noticia y los comentarios durísimos contra la decisión de Olga Elvira de sancionar a las carrozas que, según su punto de vista, se excedieron. No es la primera vez: ya justo terminado el carnaval, miembros de carrozas y comparsas daban su opinión en un lugar donde pueden hacerlo libremente, el foro de comentarios de un diario que no le hace la pelota al PP de Calafell, Baix Penedès Diari.


Con permiso de Josep Mèlich voy a destacar algunos párrafos de su entrada sobre el carnaval:
  • El carnaval és festa, disbauxa, orgia, tolerància...” Per Carnaval tot s’hi val”, resa l’adagi.
  • La gent beu molt en les carrosses i comparses  de les rues de Carnaval.
  • Qui  no ha agafat una bona “castanya”, darrera la careta, per aquestes dates?
  • Els menors i els no tant menors, solen anar molt “carregats” de tot, perillosament.
  • Les autoritats no troben la solució.  Però em consta que estan debatent sobre aquest tema. 
  • Prohibir és tasca impossible. 
  • La tolerància zero una utopia. 
  • Castigar és mal vist i impopular. 
  • No s’està d’acord en assenyalar els autèntics responsables.
  • Són les carrosses que van carregades de beguda? 
  • Són les colles que van armades d’ampolles de licor a la faltriquera? 
  • No hi ha cap norma possible que garanteixi l’ordre. 
  • El Carnaval no és la processó del Divendres Sant.

Así es. En otro medio informativo parece que se ha evitado expresamente hablar sobre una serie de puntos muy deficientes en cuanto a organización y seguridad del carnaval. Hablar de esto en un blog tiene una ventaja, que puedes ir más allá de lo que digan algunos periódicos y lo puedes hacer sin las limitaciones que pueda haber.

En mi entrada del día 5 ya dije que:
  • ¿Desde cuando los tiradores no pueden estar a la vista?
  • ¿Qué clase de organización de seguridad no es capaz de impedir que se añadan a la comparsa personas ajenas y le metan mano a las mujeres?
  • ¿Desde cuando es obligatoria la coreografía?
  • ¿por qué no pusieron vallas como en otras poblaciones con mucha afluencia de público?
  • ¿por qué el ayuntamiento carga contra las carrozas y no contra los indeseables?
  • ¿qué errores quieren tapar con esto?
  • Los participantes están indignados con los políticos oportunistas
  • Piden más seguridad y más responsabilidad por parte del ayuntamiento
Mis apreciaciones se han quedado cortas viendo los comentarios publicados en Baix Penedès Diari. Pero hay más cosas que debo decir, después de haber hablado con participantes del carnaval.

Si no se ponen unas vallas, en las comparsas se meten los borrachos. Hubo quejas, femeninas, sobre borrachos que tenían fijación en meterse entre las participantes y tratar de tocar donde no debían. Hubo quejas por los sucesos en la calle de VIPs donde hubo que avisar a Mossos de Esquadra ya que pasado el carnaval el follón que se armó allí fue la ostia y aquello era un festival de borrachos y peleas. Algunos regidores aficionados a ir por esa calle de noche, como Sandra Suárez o Juanjo García, sin duda podían haber aportado un punto de vista comparativo, cosa que no hicieron. Lo que sí hizo el PP de Calafell fue publicar sólo un fragmento del artículo de carnaval y borrar una columna donde los comerciantes se quejaron al periódico de la desorganización del PP, que les causó pérdidas económicas 2 días seguidos.

Porque resulta que además de los fallos de seguridad de los que no se habla y de los errores organizativos que parece que se quieren tapar culpando de todo a carrozas y comparsas, también hay más que decir sobre el carnaval:

Lo que no quieren los peperos que se sepa:
  • A última hora estos genios cambiaron el recorrido del carnaval sin avisar hasta el último momento a los comerciantes
  • Con ese cambio de trazado de última hora, hicieron perder hasta mil euros en ingresos a varios comerciantes afectados por el cambio
  • Para acabarla de cagar, el cambio de trazado del sábado lo repitieron el domingo con nuevas quejas y pérdidas
  • Los comerciantes afectados, además de ingresar menos, encima se quedaron con género extra sin vender, que lo compraron expresamente, ya que habían previsto un volumen de ventas que no se produjo ya que no pasó el carnaval por donde debía pasar. Dos veces.
  • Y todo este desbarajuste, improvisado por el ayuntamiento a última hora y puteando al comercio en 2 de los días de mayor volumen de ventas de todo el año.
  • Está claro que no se está de acuerdo en señalar a los verdaderos responsables.


Creo que no hace falta decir nada más. Lean los comentarios sin tapujos que aparecen en Nació Digital si quieren tener más opiniones que las oficiales de la super regidora Olga Osssea Elvira y decidan ustedes.

CLIC AQUI PARA ACCEDER AL BLOG DE MELICH