miércoles, 25 de junio de 2014

Plan Pegote, Fase II, ponen aparcamientos aunque sea un peligro



Con lo que van a ver a continuación se encontraron el domigo pasado los vecinos de la calle Comtessa del Castell de la Mota. Para entendernos, es la calle que sube al "Mazinger", donde está la antena de comunicaciones que se ve desde todo Segur y también la que va hasta calle Lituania.

Pues bien, esta calle es de dos sentidos y no se puede optar por hacerla de uno solo ya que no hay alternativa. Es la única que sube y baja de allí arriba. ¿Y qué han hecho? Meter aparcamientos, cargándose un carril de circulación, metiendo unas señales de prioridad de paso, algunas a la salida de curva y, lo peor, una larga hilera de aparcamientos en un cambio de rasante con visibilidad reducida.

  Esto es lo que se ve al entrar en la bajada (o sea, nada)

 Esta es la bajada vista desde el otro extremo


La pregunta del millón es que si el vehículo que sube tiene prioridad y está a mitad de recorrido y se encuentra con uno que baja, este último deberá recular hasta encontrar un hueco en el aparcamiento para dejar paso o bien seguir marcha atrás cuesta arriba hasta el final, donde se puede encontrar con otro vehículo que venga detrás y le dé por el culo (en el buen sentido de la palabra). 

En otra zona, más arriba, difícilmente van a poder caber todos los coches el fín de semana y en verano, como se puede ver en la foto. Lo más fuerte es que la foto se tomó para mostrar que los vecinos tenían los coches aparcados el sábado y al salir de casa se encontraron que les habían pintado los aparcamientos. No tenían ni idea de esto. (Sábado, 21.4) Nos comentaron que se encontraron los pintados y con coches a ambos lados ¿qué iban a hacer? ¿aparcar bien? no pasaría nadie.

El Plan Pegote, en su segunda fase, está repitiendo los errores de la primera y soliviantando a los vecinos. No sólo eso, esta vez continúa el follón descomunal de los vados, que si en la primera fase ya provocó desconcierto, ahora hace que haya que pintar y despintar zonas de aparcamientos, ya que cuando se pide el vado, los pintores van a quitar las líneas blancas y pintan las líneas amarillas del vado. Con los contravados más de lo mismo, de la noche a la mañana, vecinos se han encontrado que les han puesto vehículos al otro lado de la calle y, desgraciadamente, no pueden salir y entrar bien. Así que van a protestar al ayuntamiento y la respuesta es ''pida un contravado y páguelo, por supuesto''. 

Como en esta foto de la fase I, el Plan nuevamente ha pillado a muchos vecinos desprevenidos y se han encontrado, muchos de ellos, sin poder salir de su garaje particular porque les han pintado aparcamiento frente a su puerta. Vecinos que no viven aquí, que vienen sólo algunos fines de semana y a pasar unos días en verano. Ello ha obligado a pedir nuevos vados, pero ésto se podía haber evitado si, previamente, se hubiera enviado unas cartas a todos los posibles vecinos afectados dándoles un tiempo para tramitar su autorización de vado; no la carta bomba tipo "paga o pego" obligando a poner vado, sino una donde puedan decir si lo usan o no y punto. No ocurrió así en la fase I, por ejemplo, en ronda Sant Miquel llegaron a tardar hasta 4 meses en dar algunos vados. Ahora, estamos en las mismas.

Se está haciendo todo con una improvisación lamentable, que afecta el bienestar de los vecinos y provoca molestias. A algunos les supone un pago adicional cada año con los dichosos contravados. Otros tienen que ir a demostrar que la entrada de su casa no la usan (¡algunos que no tienen ni coche ni carnet!) porque les han enviado cartas donde les dicen "o paga o pego" y que se pongan el vado, como si se diera por supuesto que son culpables de no pagar vado ¿no es el ayuntamiento quien debería demostrarlo?. Están pintando aparcamientos en curvas sin visibilidad. Los pasos de peatones del plan pegote fase I siguen siendo una cerdada indigna, como éste que tengo delante de casa. Lo había pintado la brigada municipal y lo hizo bien, llegaron los proseñapas y lo dejaron negro, sucio y churretoso: 

ASI ESTA AHORA, QUE DA ASCO

ASI LO HABIA PINTADO LA BRIGADA MESES ANTES, PERFECTO

Falta de información, mala gestión, improvisación, enfado monumental de los vecinos. ¿Quién da la cara aquí? Y ahora, entrado el verano, a pasarlo bien los que vengan de vacaciones, dando vueltas. Se podrían criticar muchas más cosas, pero sería reiterativo. Las cagadas de 2013, las repiten en 2014. Y tan panchos.