lunes, 11 de diciembre de 2017

Buenas noticias para la nueva biblioteca de Calafell: La Generalitat aprueba una nueva subvención, de 300.000 euros


El departamento de Cultura de la Generalitat ha aprobado una subvención de 300.000 euros para la nueva biblioteca del núcleo antiguo de Calafell, que se está creando en el Edificio El Sindicat. Este importe es aparte de la aportación del 50% del coste que ya hacía el gobierno catalán a través del Plà de Barris.

La nueva subvención proviene de la Oficina de Apoyo a la Iniciativa Cultural y ha sido aprobada en la reunión del consejo de administración de este organismo celebrada el pasado 28 de noviembre.

Con esta segunda aportación, el Ayuntamiento consigue un nuevo ahorro en la principal inversión en equipamientos culturales que se hará en este mandato municipal. Según el alcalde, Ramon Ferré, "una biblioteca de las dimensiones de ésta, que costaría de 4 a 5 millones de euros, le costará al Ayuntamiento sólo 600.000 euros, gracias a aprovechar en un edificio ya existente las diferentes subvenciones conseguidas" .

Las obras de la biblioteca, situada en la céntrica cruce de las calles Jesús y Marqués de Samà, han entrado ya en la fase de acabados, aunque todavía quedan unas semanas de trabajo.

La superficie total de la nueva biblioteca será de 1.833,33 metros cuadrados. De este total, 1.363,82 metros cuadrados corresponden al edificio original, y 469.51, a la ampliación. El nuevo equipamiento, situado en la céntrica cruce de las calles Jesús y Marqués de Samà, se distribuirá en cuatro plantas, organizadas temáticamente, pero con usos muy flexibles.

En la planta baja habrá, además de la entrada principal, una zona de lectura de periódicos y revistas en papel y de acceso a internet mediante ordenadores. También habrá un espacio distribuido de 120 metros cuadrados y una sala polivalente de 70 metros cuadrados. Ambos espacios estarán separados por unos tabiques móviles, de forma que podrán unirse, creando un espacio de 190 metros cuadrados. En la primera planta se ubicará también la zona de archivo y almacén.

La primera planta, de 190 metros cuadrados, estará dedicada a los niños, con una zona de lectura y un aula polivalente. Por su parte, la segunda planta (300 metros cuadrados) acogerá la parte digital del fondo general de la biblioteca, con una zona de consulta con ordenadores, y tres salas separadas, (de 20 metros cuadrados cada una) para el estudio en grupo o para formación de grupos reducido.

La tercera planta contiene el fondo general y la sala principal de lectura, en un gran espacio diáfano de 410 metros cuadrados. También incluye un aula de formación y la zona de trabajo interno. Finalmente, la cuarta planta será una gran terraza sobre la cubierta del edificio, la parte edificada será para usos del personal de la biblioteca.

Respecto a la biblioteca de Segur, pronto informaremos sobre ello. Estará en el puerto, donde se aprovecharán los locales vacíos para hacer una biblioteca multiuso de 500 metros cuadrados. 

Hubo algunas críticas sobre los locales del puerto, afirmando que nunca serán propiedad del ayuntamiento. Efectivamente, el Puerto es una concesión que hizo el Estado a la empresa mixta Port Segur, S.A. por 30 años. Pero la Llei de Ports permite una prórroga de 20 años más de la concesión. Al finalizar los 50 años, el "inquilino" del local tiene un derecho preferencial sobre cualquier otro. Por tanto, el Ayuntamiento siempre tendría preferencia en estos locales para seguir con su uso. Ya se han instalado centros cívicos y se han facilitado locales para entidades y asociaciones vecinales. Ahora, en 2017-18, se hará una biblioteca en condiciones.