jueves, 22 de marzo de 2018

Los vecinos de Calafell dejarán las bolsas de basura en la puerta de los domicilios de los políticos.


Tras la última idea de bombero, de no se sabe quién, de dejar las bolsas de basura que no se depositan en los contenedores sino en el suelo, tiradas durante 48 horas y señalizarlas con un adhesivo para ver si les da un poquito de vergüenza a los que las dejan, se ha decidido que es mejor dejar las bolsas de basura en la puerta de casa de los políticos, a ver si no les da vergüenza tener ideas tan absurdas como esa. Ah sí, se pondrá también un adhesivo que diga "para que me la pongan a mí, te la pongo a tí, yo no tengo vergüenza ¿y tú?". Y así seguro que se recogerán al momento.

Y es que eso no es solución. A ver, señores ¿DÓNDE ESTÁ EL DRON DE VIGILANCIA? ¿tanto cuesta poner un agente de paisano vigilando donde dejan las basuras en medio de la calle y meter una multa gorda para que se les quiten las ganas? Porque siempre son los mismos y en los mismos lugares.

Proponemos algo más. Que todo el que encuentre una caca de perro, también la deje en la puerta de casa de los políticos, si puede ser 4 días, con otro cartelito enganchado. A lo mejor así se dan cuenta de la metedura de pata. 

Resultado de imagen de cacas con cartelitos

¡Ah! y es que cuando llegan las elecciones, desde los tiempos de Triadó, allá por 2005 cuando metieron a dedo a Olivella a sustituirle, parece que los sucesivos equipos de gobiernos tienen inventos del tebeo, como si lo suyo fuera un empeño en dedicarse a perder votos. ¿será el aire del mar?

De verdad ¿quién ha tenido semejante idea? ¿PERO NO LES DA VERGÜENZA COBRAR POR ESO?